icon_tags Instalaciones  icon_date 22 / 07/ 2014

Agua caliente sanitaria

Los sistemas de producción de agua caliente sanitaria (ACS) supone un gran consumo energético para todos los hogares.Para ello, ofrecemos productos de última generación en las gamas de calentadores a gas, termos eléctricos y acumuladores.

Calentadores a gas

Los calentadores a gas (versiones para gas natural, butano y propano), sacan el máximo partido de esta fuente de energía mediante la obtención de unos rendimientos extraordinarios.

Contamos con una amplia gama de calentadores, especialmente diseñada para aportar el más alto confort en agua caliente con un gran ahorro de energía, cubriendo cualquier demanda de agua caliente y manteniendo la temperatura constante, incluso con varios grifos abiertos a la vez.

La gama está formada por modelos termostáticos, estancos, atmosféricos y de tiro forzado.

Acumuladores

Los acumuladores son perfectos para combinar diferentes fuentes de calor en un único sistema. Por ejemplo, una fuente de energía tradicional, como el gas o el petróleo, junto a un sistema de energía solar o bomba de calor.

Los acumuladores de calefacción y agua caliente tienen un aislamiento térmico óptimo que permite ahorrar energía durante el calentamiento y evita la pérdida de calor durante el almacenamiento. El agua caliente está siempre a tu disposición, lo que asegura un alto grado de confort.

Todos los depósitos tienen en su interior un esmalte resistente a la corrosión, lo que garantiza el máximo nivel de higiene del agua.

Térmos eléctricos

Estos equipos calientan el agua con resistencias eléctricas, y el termo, lugar donde se acumula el agua, se pone en marcha sólo cuando la temperatura del agua disminuye.

La instalación de termos eléctricos es muy sencilla, ya que no requiere de una red de suministro de combustible y como fuente de energía sólo necesita un enchufe.

Ideal para vivienda nueva o reposición de cualquier tipo de sistema, obtiene tanto más rendimiento cuanto mayores sean su nivel de aislamiento y su precisión en el control de la temperatura del agua.

Energía solar térmica

La energía solar térmica transforma la energía del sol en energía térmica. Para que se produzca esta transformación se necesitan unos elementos denominados colectores o paneles solares, que absorben la energía térmica del Sol y la transforman en calor.

Para la producción de agua caliente sanitaria la energía solar es una tecnología muy recomendable, ya que además de ser una energía renovable cubre gran parte o todas las necesidades de agua caliente en verano (habitualmente 90%-100%) y un parte (60%-70%) en invierno.